Calidades de la cinta adhesiva

¿Cómo diferenciar las calidades de Cinta Adhesiva?

Si estás a gusto con tu calidad no es conveniente cambiar de cinta adhesiva, tanto la lámina de plástico como los distintos tipos de adhesivo hacen que sea delicado someter a cambios en muchas ocasiones. ¿Te imaginas que las cajas de cartón se abran? Si aplicas la cinta sobre el producto directamente, ¿imaginas manchar de adhesivo? Son ejemplos de usos específicos y problemas habituales cuando no existe un buen experto detrás de la fabricación de tu cinta adhesiva.

Vamos a detectar nuestra calidad

Si tienes un rollo de cinta adhesiva a mano preparado para someterle a unas básicas pruebas que nos ayudarán a conocer que calidad usamos:

  • Necesitas un bolígrafo, una superficie como una mesa o caja de cartón llena y el rollo de cinta adhesiva.
  • Pega el extremo del rollo en una mesa o caja de cartón, estira unos 30 centimetros del rollo y mientras mantienes la tensión entre la mano y la mesa, toma el bolígrafo con la punta hacia abajo.
  • Punza en el centro de la lamina de la cinta adhesiva.
  • Observa si la cinta simplemente se perfora, o rompe totalmente desprendiéndose por un lado el extremo pegado a la mesa y por otro el extremo unido al rollo.
    • Si sólo se perfora: ES PVC
    • Si se rompe: ES POLIPROPILENO

Ahora vamos con el adhesivo ¿Te atrevés?

En el PVC es simple, siempre solvente, con su fuerte olor químico. Si hemos detectado que es PVC tenemos la certeza de que se trata de adhesivo solvente.

En el polipropileno tenemos algunos tipos más de adhesivo, y cada día más complejos. Parece bastante complicado diferenciar un tipo de adhesivo de otros pero vamos a simplificarlo.

Adhesivos a grandes rasgos son Hotmelt, Solvente y Acrilico, el primero muy económico y de rapidísima adherencia. Solvente tiene excelentes propiedades de adherencia en tiempo (rápido) y durabilidad, pero es el más costoso de todos. Los adhesivos de tipo acrílico son los últimos en aparecer en escena pero de gran potencial dado que permiten composiciones muy económicas y con un rendimiento más que aceptable hasta composiciones de alto rendimiento de poder cercano a la soldadura. En el mercado no siempre se especifica la calidad y sobre todo en el precinto impreso es muy difícil para el usuario saber que adhesivo usó el impresor que fabricó su cinta adhesiva impresa.

Necesitaremos un rotulador permanente o bolígrafo tipo "Bic". Despega del rollo unos 25 centímetros de material, en la mitad pega adhesivo+adhesivo en unos 5 centímetros de material. Intenta despegarlo:

  • Si se rompe la cinta tendremos Hotmelt, esto sucede porque pega muy rápido, casi instantáneo y ofrece tanta resistencia a despegarse que rompe la lamina de plástico.
  • Si no se rompe, corta los 25 centimetros usados y vuelve a pegar de la misma forma pero AHORA NO TRATES DE DESPEGARLO! Simplemente pega el extremo en la parte superior de una mesa y deja colgando el rollo, haz una marca con el rotulador en el punto B. Si pasados unos 30 segundos el punto B se ha desplazado tenemos adhesivo acrílico, si permanece en el mismo punto se trata de solvente. Esto sucede porque el adhesivo acrílico tiene una adhesión muy lenta, aunque resistente. El adhesivo solvente es de adhesión mucho más rápida que el acrílico y por este motivo mantiene el rollo sostenido desde el primer momento.

En resumen, y por el tiempo de actuación tenemos

Lento Rápido
Velocidad actuación adhesivo cinta adhesiva

Los hotmelt son habitualmente bien recibidos por su rápida y fuerte adhesión, pero no hay que olvidar que la cantidad de adhesivo y una correcta aplicación pueden invertir el resultado; es decir, un rollo de adhesivo con pocos gramos de hotmelt, será menos activo que un rollo de solvente con buena adición de adhesivo. En cuanto al acrílico es muy efectivo en casos en los que podamos aplicar presión sobre la cinta de embalar una vez aplicada, y además podamos esperar unas horas a que actúe, su gran ventaja su precio y carácter biodegradable.